Gripe

La gripe, resfriado común o rinitis viral aguda constituye la enfermedad infecciosa más frecuente del ser humano, y una de las que origina mayor cantidad de ausentismo laboral y escolar.

Muchos virus diferentes, pueden provocar infecciones similares en las vías respiratorias altas, estas infecciones en conjunto son conocidas como resfriado común. La existencia de múltiples virus, es lo que explica la ausencia de inmunidad frente a la gripe, porque a diferencia de otras enfermedades virales como el sarampión o la rubéola, en donde existe un virus responsable para cada una de ellas, en el caso de la gripe se adquiere inmunidad contra el virus que provocó ese episodio de gripe en particular, pero la próxima gripe será provocada por un virus diferente el cual está entrando en contacto por primera vez con nuestro organismo.

La gripe puede presentar variaciones estacionales, en algunas épocas del año la frecuencia de estas enfermedades puede aumentar, presentándose como una epidemia menor.

Un motivo de consulta muy frecuente en pediatría, lo constituyen los catarros constantes, o lo que los padres refieren como “ el niño no sale de una gripe”. La causa de esto es, la multitud de virus que pueden originar la enfermedad.

Síntomas de la gripe

La sintomatología del resfriado común es generalmente más intensa en los niños que en los adultos. Los síntomas de las infecciones virales de las vías respiratorias altas son bien conocidos, pero también dependerán en gran medida del agente causal, la edad, y el estado de salud previo a la gripe. El período de incubación de un resfriado es de entre 1 y 3 días, dependiendo del agente causal. La enfermedad se caracteriza por una intensa secreción y congestión nasal, con la consecuente dificultad respiratoria nasal, además se presentan estornudos, goteo nasal, tos y en muchas ocasiones fiebre.

En los más pequeños pudieran presentarse además vómitos y diarrea. Los niños mayores podrían referir malestar general y dolor de cabeza.

Dada la amplia gama de síntomas, el Pediatra es un especialista que está siempre atento al diagnóstico diferencial del resfriado común, así por ejemplo: el resfriado recurrente cuya manifestación más importante sea la secreción nasal, deberá diferenciarse de una rinitis alérgica. En la obstrucción nasal en niños deberá ser bien identificada la etiología, ya que existen múltiples causas relacionadas con la edad del niño.

A pesar de que el resfriado es una patología benigna, en donde por lo general la fiebre dura menos de tres días y el resto de los síntomas usualmente no se extienden más allá de una semana, no debe descuidarse su evolución en los pequeños ya que el resfriado común no esta excento de complicaciones, siendo la mayoría de ellas originadas por infecciones bacterianas agregadas. Entre las complicaciones más frecuentes encontramos la otitis, la rinitis y la conjuntivitis.

El resfriado es una condición que produce gran incomodidad en el niño, el cual no duerme ni come bien a causa de la obstrucción nasal, la fiebre o la tos. El tratamiento del resfriado común está dirigido a los síntomas, y el objetivo es obtener un rápido alivio. El sistema inmunológico será el responsable del control de los agentes virales que originaron la enfermedad. Ante cualquier duda consulte a su médico.

La gripe puede presentar variaciones estacionales, en algunas épocas del año la frecuencia de estas enfermedades puede aumentar, presentándose como una epidemia menor.

Un motivo de consulta muy frecuente en pediatría, lo constituyen los catarros constantes, o lo que los padres refieren como “el niño no sale de una gripe”. La causa de esto es, la multitud de virus que pueden originar la enfermedad. La sintomatología del resfriado común es generalmente más intensa en los niños que en los adultos. Los síntomas de las infecciones virales de las vías respiratorias altas son bien conocidos, pero también dependerán en gran medida del agente causal, la edad, y el estado de salud previo a la gripe. El período de incubación de un resfriado es de entre 1 y 3 días, dependiendo del agente causal.

La gripe se caracteriza por una intensa secreción y congestión nasal, con la consecuente dificultad respiratoria nasal, además se presentan estornudos, goteo nasal, tos y en muchas ocasiones fiebre. En los más pequeños pudieran presentarse además vómitos y diarrea. Los niños mayores podrían referir malestar general y dolor de cabeza. Dada la amplia gama de síntomas, el especialista está siempre atento al diagnóstico diferencial del resfriado común, así por ejemplo: el resfriado recurrente cuya manifestación más importante sea la secreción nasal, deberá diferenciarse de una rinitis alérgica. En la obstrucción nasal en niños deberá ser bien identificada la etiología, ya que existen múltiples causas relacionadas con la edad del niño. A pesar de que el resfriado es una patología benigna, en donde por lo general la fiebre dura menos de tres días y el resto de los síntomas usualmente no se extienden más allá de una semana, no debe descuidarse su evolución en los pequeños ya que el resfriado común no esta excento de complicaciones, siendo la mayoría de ellas originadas por infecciones bacterianas agregadas. Entre las complicaciones más frecuentes encontramos la otitis, la rinitis y la conjuntivitis.

El resfriado es una condición que produce gran incomodidad en el niño, el cual no duerme ni come bien a causa de la obstrucción nasal, la fiebre o la tos. El tratamiento del resfriado común está dirigido a los síntomas, y el objetivo es obtener un rápido alivio. El sistema inmunológico será el responsable del control de los agentes virales que originaron la enfermedad.

Ante cualquier duda consulte a su médico.

| |

.

Comentarios de los lectores

2 comentarios para “Gripe”

  1. on 15 Nov 2011 at 02:13Jennifer

    Tengo un niño de 2 años y medio y se enferma constantemente de gripe, tos y muy frecuentemente le da calentura.
    Hace un año que empezo a enfermarse y desde diciembre del 2010 ha empeorado, le dan gripas de 2 o 3 semanas, pasan 5 dias aliviado y vuelve a recaer. Actualmente tiene con gripa, tos y fiebres ya casi 3 meses y ningun medico ni antibiotico lo ha curado.
    Probamos darle medicina homeopatica y no funciono, volvimos con la medicina alopata y sigue enfermo. Ha tomado antibioticos a morir! y lo unico que ha pasado esque le han causado otros problemas como hongo y bajas defensas.

  2. on 27 Sep 2014 at 12:48Martha Tapia

    Hola mi niño también se enfermaba frecuentemente pero lo lleve con el homeópata es tardado el tratamiento ya que ayudan a tu cuerpo a sanarse por sí solo y a restablecer su equilibrio así que es un poco tardado y me refiero a un mes máximo además del medicamento homeópata recomendaría vitaminas y alimentos que le ayuden a su sistema inmune a recuperarse más rápido porque los antibióticos lo único que hacen es matar no sólo las bacterias sino acabar con tu sistema inmune dejando a tus hijos vulnerables a cualquier virus o infección solo déjalo descansar y trata de relajarte para que todo fluya bien.
    Saludos!

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.