Disentería

La disentería enfermedad infecciosa, esporádica o epidémica, frecuente sobre todo en los países tropicales. Se caracteriza por lesiones inflamatorias del intestino.

El contagio tiene lugar por la ingestión de alimentos o bebidas infectadas por el agente etiológico y otras veces también por vía oral sin bebidas o alimentos (en los niños especialmente mediante las manos sucias de material contaminado que se llevan a la boca). La incubación puede durar hasta siete días; después de este período aparece un malestar general cada vez más pronunciado, al cual acompañan descargas diarreicas con fuertes dolores abdominales y tenesmo rectal. Rápidamente la sintomatología se acentúa y las descargas, cada vez más frecuentes, toman un aspecto de mucosidad opaca o vítrea, mezclada con sangre clara. El acmé de la enfermedad se encuentra entre el cuarto y el quinto día; se observa una gran depresión, abdomen doloroso a la palpación y eventual desfallecimiento. La fiebre es elevada, del tipo continuo o intermitente.

El pronóstico es casi siempre favorable, especialmente después de la aparición de los antibióticos. La curación suele efectuarse en una o dos semanas. El diagnóstico se lleva a cabo mediante el hallazgo de los bacilos disentéricos en las heces (Coprocultivo). Para la curación, el enfermo deberá seguir una dieta recomendada por su médico.

Existen, además, otras formas de disentería, entendiendo con este nombre la emisión de heces líquidas (diarrea) con moco y sangre, como la disentería por amebas, la producida por bacterias ciliadas, por infusorios del tipo balantidium coli y otras.

Consulte a su médico. Los internistas, los gastroenterólogos y los infectólogos son especialistas en estas patologías.

| |

.

Comentarios de los lectores

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.